segunda-feira, 24 de junho de 2013


A VOLAR

Abre los ojos y date cuenta que nada ni nadie te ata. Eres tu mismo quien te atas! Que nada ni nadie te limita. Eres tu mismo quien te limitas! Que nada ni nadie te detiene. Eres tu mismo quien te detienes! Por eso desde ahora, sé responsable de tu propia vida, cree en ti mismo y en Dios y desátate, libérate, y sigue adelante recordando siempre que tienes la fuerza y el poder suficientes para llegar tan lejos y tan alto como tu lo desees, si vuelas con las alas de la fe! Ánimo, tu puedes! Haz que suceda!
LUIS CASO.